8 – Modificadores de luz:

¡Empieza la fiesta! Si realmente hay algo que abruma al que empieza en esto de la iluminación con flashes (después del funcionamiento de los flashes en sí, claro) es la inmensa cantidad de cachivaches que hay en el mercado para modificar la luz de los flashes, pero justo eso también hace que esto sea divertido, así que vamos a hacer un breve repaso de lo que yo uso y porque. Repito, voy a repasar lo que YO uso, hay mil cosas más, pero creo que lo interesante es explicar por qué uso lo que uso.

-Ventanas:

Teco_100720_A6I3674

Es el modificador que más uso, con diferencia. Hay que estar un poco chalado para meter flashes en el agua, lo se, pero la foto final creo que mereció la pena:

Teco_100720_A6I3605

Aunque la mayoría de fotógrafos empieza usando paraguas, cuando empieza en esto de disparar flashes alejados de la cámara, la verdad es que yo prefiero las ventanas por varias razones. A saber:

-Da una luz que podemos regular en dureza gracias a los dos paneles difusores que suele llevar en su interior.

-No desparrama la luz por todas partes como hace el paraguas, hay mucho más control.

-No son tan fáciles de transportar como un paraguas, pero casi, casi… Una vez plegadas, hasta las más grandes caben en una pequeña bolsita de poco más de 30-40cm de circunferencia.

-Hace menos “efecto vela” que un paraguas, lo que es muy, muy, muy importante cuando trabajas en exteriores, donde una mínima brisa de viento puede tirarte todo el equipo de flashes al suelo.

A estas alturas supongo que ya sabemos que lo que hace la ventana es suavizar la luz, ya que amplía el tamaño de la fuente de luz, pero por si acaso…

En el mercado las hay de varios tamaños, desde unas muy pequeñitas, pensadas para poderse usar incluso con el flash montado encima de la cámara, ¡la que yo tengo es hinchable! …

4CE1C61E064A4FB28D4D0591B92C218B

…hasta las más grandes que pueden albergar más de un flash dentro.

También varían de forma, las cuadradas y, recientemente las octogonales son las de uso más común. Apenas hay diferencia entre unas y otras, casi la única es el reflejo que dejan en los ojos, a mucha gente le parece que un reflejo circular, o casi circular, que es lo que dan las octogonales, es más natural que un cuadradito, que es lo que dan las ventanas cuadradas. Por otro lado, las octogonales tienen menos tendencia a deformarse con el uso, ya que tienen más varillas que le dan la estructura.

En la siguiente foto se puede apreciar bien esos reflejos de forma cuadrada en los ojos.

Teco_140216_MG_4443

Ultimamente han aparecido en le mercado las “strip boxes”, que son ventanas de forma muy estrecha, rectangulares pero el lado largo es mucho más largo que el estrecho. Yo no tengo de ese tipo de vetanas, pero me encantaría tenerlas, porque pueden resultar muy útiles para, por ejemplo, perfilar la figura humana sin que la luz se nos desparrame por otras zonas.

En estas fotos podemos ver las distintas formas de ventana, en este caso todas con un “grid” puesto, lo que hace que la luz sea más direccional, y un poquito más dura.

2462 lastolite_hotrod_octa_strip

Me gustaría que te fijaras en esta foto hecha en Almería. En realidad en lo que quiero que te fijes no son tanto las ventanas como lo que hay debajo, en el suelo. El gran peligro cuando se usan este tipo de modificadores de luz, es que cualquier mínima brisa puede tirarte el trípode al suelo y estrellar tu caro flash. Me ha pasado, y creo que a todos los que trabajamos en estas condiciones nos ha pasado. No siempre significa la muerte del flash, pero no parece una buena idea arriesgarse…

Teco_130826_MG_4009

La solución es usar contrapesos en los trípodes, yo suelo colocar mis bolsas de equipo, como se aprecia en la foto, pero como veremos más adelante en la próxima entrega, también existen otros sistemas, como bolsas de arena. Si el viento es más que una brisa, lo mejor es que te lo sujete alguien, o que no uses ventanas. Es demasiado riesgo.

Otro detalle a tener en cuenta, el flash de la derecha de la foto está mejor asegurado que el de la izquierda, ya que tiene una de las patas del trípode apuntando en la misma dirección que la ventana, lo que dificulta que se caiga hacia adelante, el otro sin embargo no.

Como dije ya, la mayoría de ventanas llevan, en su interior, dos telas difusoras que podemos colocar para regular la dureza de la luz. Podemos usar una u otra por separado, o las dos juntas, pero, si se usan las dos telas juntas, aunque la luz es maravillosamente blandita, también se pierde bastante potencia de luz, por lo que o bien lo has de compensar por otro lado (añadir otro flash, subir ISO, abrir diafragma…) o deberás acercar muchísimo la ventana a la persona que estás fotografiando.

Un último consejo, si yo tuviera que comprar ahora mis ventanas por primera vez, las compraría probablemente de estudio, no para flashes de mano. La inmensa mayoría de fabricantes de este tipo de accesorios venden adaptadores que te permiten usar también flashes de mano, de forma que una misma ventana la puedes usar con flashes de estudio y para esto del “strobist”.

-Paneles difusores y reflectores:

Se trata de discos (aunque también los hay rectangulares y triangulares) de tela que nos permiten modificar nuestra luz de flash a base de rebotar la luz o disparar a través de ello. Básicamente suavizan la luz.

El diseño clásico, como digo, es el de forma circular, sin embargo yo prefiero los que son de forma más alargada, que suelen ser también más grandes, porque te permiten rellenar de luz a una persona entera. Los de diseño triangular tiene la ventaja de que se pueden sostener con una sola mano, y eso es la mar de práctico cuando no tienes ayudante.

LASTOLITE REFLECTOR 5 EN 1

Como ves en la foto hay un disco interior translúcido de tela (es lo que se usa para disparar el flash a través de él), y luego dos fundas reversibles , una blanca y negra, y la otra dorada y plateada, por eso se llaman “5 en 1”. Las partes dorada y plateada se usan como reflector, la blanca también, y la negra como fondo o para evitar fugas de luz.

Mi consejo es que te olvides, o casi, del lado dorado, ya que la luz que da es muy poco creíble, incluso en situaciones de luz naturalmente cálida, como un atardecer.  Sencillamente “canta” mucho. En algunos modelos el lado dorado se ha substituido por uno a rayas doradas y plateadas, una especie de mezcla entre el lado dorado y el plateado, de forma que la luz resultante es un poco más realista.

El gran problema de este tipo de cachivaches es que son prácticamente imposibles de manejar si estás solo. Son muy aparatosos, si hace viento es como una vela y no hay manera de sujetarlos bien con una sola mano. Se hace casi imprescindible la figura del ayudante.

20110615121240_lastolite-tri-gripPor eso me permito recomendarte el diseño triangular de los Lastolite Trigrip, o sus correspondientes copias. Tienen forma triangular, con un agarre en uno de los vértices, lo que te permite sujetarlo con una mano y a la vez disparar la cámara con la otra, los hay de varios tamaños y tienen el mismo diseño de 5 en 1 que los reflectores.

Mucha gente considera que los reflectores son accesorios de segunda categoría, y que si no usamos flash la foto no tiene caché, pero lo cierto es que los “refles”, por sí solos, son capaces de llenar de luz maravillosamente bien una escena.

Aunque este es un texto centrado en el uso de flashes, me gustaría compartir esta foto, que está iluminada solamente con luz natural.

Teco_131127_MG_8377

La estancia, el dormitorio abuhardillado de la modelo, recibía luz por una pequeña ventana del tejado, pero lamentablemente esa luz no llegaba a la cama, donde yo quería. La solución fue bien simple, colocar un reflector, de los enormes, debajo de esa ventana y reorientar la luz que entraba hacia la cama. Simple, eficaz. (si, lo que ves colgando es una sábana blanca, que se usó para suavizar la luz de la ventana en otras fotos, para la foto final se retiró).

Teco_131127_MG_8406

Conjuntamente con los flashes los reflectores pueden darnos mucho juego por sus superficies más reflectantes.

Teco_140108_MG_1304

En esta foto, por ejemplo, necesitábamos llenar de luz la cara de la atleta, pero no queríamos una luz dura como la usada en el resto de zonas, y mucho menos teniendo en cuenta que se iluminaría de abajo hacia arriba, que en la cara es la típica luz de película de terror. La solución pasó por colocar un reflector blanco en el suelo y apuntar un flash hacia él, de forma que llenara de luz la cara, y al ser una gran superficie de luz, sería una luz suavecita.

Teco_140108_MG_1312

La foto final, es esta:

Teco_140108_MG_1315

skyliteAdemás de estos reflectores hay otros mucho más grandes, que ya requieren una inversión más fuerte, son paneles generalmente rectangulares y montados sobre una estructura metálica.

Tienen múltiples usos, crear áreas de sombra en días soleados, rellenar sombras reflejando la luz natural o incluso colocar varios flashes que disparen a través de ellos y crear una especie de ventana gigantesca.

Como digo no son accesorios baratos y requieren además de ayuda para usarlos, a no ser que estés en interiores y puedas colocarlos de forma autónoma.

Otros accesorios que considero útiles, y que llevo siempre conmigo, son:

-Pequeña ventana inflable: Ya la he mostrado al principio, pero es que, por increíble que parezca, son realmente útiles, especialmente si estamos iluminando en lugares muy pequeños, o iluminamos cosas muy pequeñas (macrofotografía). No ocupan nada de espacio, ni pesan apenas y son muy baratas. Me han sacado de más de un apuro.

lq102_225 LumiQuest-BrochureHQ[/fusion_text]<div class="fusion-text"></div>[/fusion_builder_column][fusion_builder_column type=