Lo prometido es deuda, a continuación os presentamos la primera parte de los apuntes sobre el uso del flash de mano que usamos en los curso que impartimos con cierta regularidad desde Perfect Pixel.

Hemos hecho un pequeño cambio, y al final serán 4 partes y no tres.

Parte primera:

1-Introducción

2-¿Por qué usar flashes de mano?

3-¿Por qué NO usar flashes de mano?

4-Calidades de luz:

4.1-Dureza

Parte segunda:

4.2-Orientación

4.3-Color

4.4-Intensidad

Parte tercera:

5-Sincronización entre flash y cámara

6-Flash y cámara… mejor que corra el aire…

Parte cuarta:

7-Disparadores de flash

8-Modificadores de luz

Como dijimos en la presentación estamos abiertos a vuestras dudas, comentarios y sugerencias, que podéis dejar en la sección de comentarios abajo. Gracias.

“Luces pequeñas para grandes fotos, fotografía de personas con flashes de mano”

1 – Introducción:

Podría empezar filosofando sobre la historia de la fotografía, sobre cómo antes era impensable hacer las fotos que ahora hacemos sin tener que trasladar toneladas de equipamiento de iluminación. O podría, a lo mejor, empezar hablando de ratios de luz, de reglas y normas de iluminación. Quizá podría también empezar a contaros en qué consiste la “filosofía strobist” y cómo se originó, pero no pienso hacer nada de eso.

Pretendo que este curso sea “directo al píxel”, con la teoría justita que necesitáis saber, y ejemplos prácticos que os sirvan para entender cómo se trabaja con flashes de mano. Pretendo por tanto que estos apuntes sean eso, apuntes, que el grueso de lo que aprendáis, mucho o poco, sea de seguirme durante el curso, y no de leer esto.

Teco_140329_MG_7485

Flash, flash, flash…

Ni tengo los conocimientos, ni la pretensión de explicaros TODAS las formas que hay de trabajar con flashes de mano, os voy a explicar cómo trabajo yo y, lo que es mas importante, por qué trabajo así, y por qué uso lo que uso. Luego, cada uno, tendréis que darle vueltas y adaptar mi sistema a vuestras necesidades y forma de trabajar.
Personalmente trabajo la fotografía de acción, moda y retrato, la fotografía corporativa, el desnudo y algunas otras disciplinas donde el flash no es tan usado, así que esos serán los campos de aplicación que mas usaré, pero cualquier cosa que diga, casi con toda seguridad, es aplicable en otros campos.
Mi obsesión es contarte aquello que a mi no me contaron, o no me contaron todo junto. ¡Allá vamos!

2 – ¿Por qué usar flashes de mano?

Lo primero que uno se plantea es qué aporta usar flashes de mano en lugar de usar luz natural, o flashes de estudio. Para mi, esa pregunta tiene varias respuestas… ¡elige la que mas te convenza!

Comodidad y portabilidad: Los flashes de mano son pequeños y eso los hace idóneos para trabajos en exteriores o en localización (palabro que significa cualquier sitio que no sea un estudio). Son mas fáciles de transportar que un equipo de iluminación de estudio y no requieren cargar con una pesada batería. Su pequeño tamaño hace que, también, sean fáciles de esconder, y eso facilita mucho las cosas en muchas ocasiones.

Flexibilidad: Precisamente el carácter modular e incremental del sistema de iluminación basado en flashes de mano hace que se puedan adaptar a casi cualquier tipo de trabajo. ¿necesitas iluminar algo muy grande? ¿Un avión entero por ejemplo?

artwork_images_424079904_318401_joe-mcnally
Esta foto, del gran Joe McNally, uno de mis referentes, y probablemente el mayor responsable de que yo haga el tipo de fotos que hago, está iluminada solo con flashes de mano (8 para ser exactos).

Precio: Comparativamente con un equipo de iluminación de estudio, el equipo necesario básico para empezar en este mundo es mucho mas económico, un flash normalito, un pie de flash, un sistema de disparo remoto del flash y algún accesorio no llega a costar ni la mitad de una cabeza de flash de estudio de 200W por si sola, copias chinas aparte. Además puedes ir comprando equipo poco a poco a medida que progresas, sin hacer grandes desembolsos,

Control sobre la luz: Usar flashes te da la opción de realmente CREAR escenarios, de CREAR tus propias fotos. y eso te abre un enorme mundo de posibilidades fotográficas. Ya no tienes que esperar a que la luz sea perfecta, simplemente la creas tu ¡y listo!
Serás mega cool: Confesémoslo, si metes la palabra “strobist” en cualquier conversación te conviertes en hipster al instante. Ni siquiera te va a hacer falta que se te vean los gayumbos asomando por la cintura, ni comprar tu ropa en tiendas de segunda mano…

Ahí las tienes, seguro que hay mas razones, pero esas son las mas obvias, elige la que mas te guste. Pero antes déjame que le de la vuelta a la tortilla…

3 – ¿Por qué NO usar flashes de mano?

Todo lo que he enumerado antes es verdad, es real, pero hay algo que pocos te contarán cuando empiezas y que deberías saber.

Si te enganchas a esto de los flashes de tipo cobra (se llaman así por la forma que tienen), es posible que al final termines como yo, con 5 flashes, y eso implica 20 pilas (por duplicado, que hay que tener de reserva, ¡así que 40!), un transmisor y 5 receptores (con sus correspondientes 10 pilas… por duplicado, es decir 20, ya suman ¡60 pilas!), mas 5 pies de flash, mas modificadores de luz, cargadores y miles de cachivaches varios que hacen que lo de la “comodidad y fácil transporte” sea un cuento chino…

2013-04-15 10.36.43
Esto es una foto (está hecha con el móvil…) de una parte del equipo que transporto cuando voy a hacer un encargo cualquiera, creo que habla por si solo… se me ha ido de las manos si…

Aunque el equipo para empezar es verdad que puede ser económico, también es verdad que al final, cuando lleves años en esto, terminarás teniendo un montón de equipo, modificadores de luz, accesorios, filtros, y cachivaches varios, y sumándolo todo muy probablemente sea mucho mas dinero que un equipo de iluminación de estudio decente. La diferencia es que el primero lo has ido adquiriendo poco a poco, y el otro deberías pagarlo del tirón.

Si te vas a dedicar a fotografiar personas, hacerlo usando flashes de zapata tiene un gran inconveniente frente a los equipos de estudio. No tendrás luz de modelado, que es esa luz continua que te ayuda a ver cómo está cayendo la luz a ojo desnudo, sin tener que disparar. Personalmente creo que eso no es grave en la actualidad, ya que siempre puedes disparar una foto y ver en la pantalla el resultado, pero es menos directo sin duda.

4 – Calidades de luz

“La luz en la fotografía es (casi) todo”. Esa frase seguro que la has escuchado mil veces, y es muy cierta, pero aún lo es mas en el caso que nos ocupa de iluminar con flashes, ya que vas a ser tu quién decida qué luz usar, y con ello me refiero a todo de la luz, su color, su orientación, su dureza, su cantidad… ¡todo!
Así que vale la pena dedicarle un poquito de tiempo a cada una de las cualidades de la luz. No es necesario que te aprendas esto como una lección de geografía, tan solo quiero que comprendas los ingredientes que hacen que una luz sea buena para el tipo de foto que buscamos. Con el tiempo terminarás por identificar, casi sin darte cuenta, qué luz te gusta, y sabrás diferenciar la cualidad de esa luz.
Voy a reducir mucho la lista de cualidades de la luz, creo que con estas es suficiente:
-Dureza

-Orientación

-Color

-Intensidad

4.1- Dureza

He decidido empezar por esta cualidad, porque personalmente es la primera que tengo en cuenta. La dureza de la luz tiene un impacto directo y tremendo en el tipo de foto que hagamos, en el ambiente que le queramos dar a la foto. Observa estas dos fotos, la primera es luz dura, la segunda es luz blanda.

Teco_130627_MG_0314

Luz dura

Teco_130316_MG_9471

Luz blanda

Fíjate en las sombras, en cómo en la foto con luz dura, la transición entre la zona de luz y la de sombra es brusca, una línea clara, mientras que en la otra es mas bien una zona de transición, una línea muy difusa que pasa de luz a sombra muy paulatinamente.

En la primera foto (que lleva un flash desnudo a cada lado) fíjate cómo se marca la sombra del cable en el brazo, cómo es una línea nítida. En la segunda fotografía (iluminada con un solo flash a la izquierda de la foto y con una ventana montada) fíjate como todas las sombras, por ejemplo bajo su barbilla, son muy suavecitas.
¿De qué depende que la luz sea dura o blanda? Del tamaño de esa luz con respecto al objeto.
Si en tu cabeza solo hay hueco para aprender una sola cosa sobre la luz, que sea esta:

Fuente de luz grande en relación a lo que ilumina = luz blanda
Fuente de luz pequeña en relación a lo que ilumina = luz dura
Grande = Blanda
Pequeña = Dura

Grábate eso. Es realmente importante.

Para entenderlo hay que entender la coletilla “en relación a lo que ilumina”, ya que en eso está la clave de todo.
Si yo ilumino a una “modela” (palabro marca de la casa), con un flash desnudo, es evidente que eso es una fuente de luz muy pequeñita (la “modela” es mucho mas grande que el flash), pero si monto una ventana, hemos hecho que la fuente de luz sea mucho mayor, en lugar de medir 7 x 3 cmts que mide el flash, ahora mide 1 x 1 mts, que es lo que mide la ventana.
Ese mismo flash desnudo, que era una fuente de luz pequeña en el caso de la modela, se convierte en una fuente de luz enorme si lo que iluminamos es, por ejemplo, una pequeña taza de café, y se convierte, por tanto, en una luz suave.

Es decir, lo importante no es el tamaño de luz, lo importante es el tamaño en relación a lo que iluminamos.

Cuando empezamos a usar luces, a veces nos pasa que creemos que si la luz es muy dura, alejarla la suavizará, pero es justo al revés, alejarla hace que pierda intensidad, pero la convierte en más dura, ya que hemos reducido su tamaño. El ejemplo típico es la luz del sol a medio día, es una fuente de luz objetivamente enorme si, pero está lejísimos.

Me oirás a lo largo de este curso decir mil veces que no hay luz buena o luz mala, todo depende de qué es lo que estemos iluminando, y cuál es el aspecto que estemos buscando en la foto. En general la luz blanda es buena para retratos, sobre todo femeninos, y la luz dura es buena cuando busquemos contraste, dramatismo. Veamos algunos ejemplos.

Teco_110818_MG_4938

Ejemplo de luces duras, todo en esta foto está orientado a dar dramatismo, a sacar los relieves de ese cuerpo trabajado. Fíjate en las sombras, definidas, cortantes y potentes.

Teco_130404_MG_0968

Otro ejemplo de retrato con luz dura. Arriba puedes ver las dos unidades de flash, desnudos y cerca, que le darán a la foto final un look de chica malota que le pegaba mucho al estilismo. Fíjate en la sombra que proyecta la modela en el suelo (o debajo de la barbilla), bien diferenciada, señal inequívoca del uso de luz dura.

Como ya hemos visto el flash desnudo es, para retratos al menos, una fuente de luz dura, así que ¿cómo convertimos en suave la luz del flash? pues aumentando el tamaño de la fuente de luz con respecto a lo que iluminamos, es decir haciendo que ese flash sea mas grande. Y esto lo logramos de dos maneras (juntas o por separado):

-Utiliza un modificador que aumente su tamaño: paraguas, ventana, paneles difusores…

Teco_130826_MG_4009

Dos flashes con ventanas, el paradigma de luz blanda.

-Acerca todo lo posible la fuente a lo que iluminas.

¿Y si queremos justo lo contrario? Pues es sencillo, el flash desnudo, de por sí, es una luz dura, así que solo con usarlo sin modificadores ya lo tenemos. Aún así, si quieres una luz aún más dura tan solo tienes que hacer lo contrario a lo que hemos dicho antes, esto es:
-Utiliza un modificador que disminuya su tamaño: snoot, concentradores…

LumiQuest-Snoot-LQ114-1

Snoot montado sobre un flash

-Aleja el flash todo lo que puedas de lo que iluminas.
Obviamente todo esto tiene sus límites, alejar el flash implica que pierdo potencia, y además no lo hace, en contra de lo que la lógica te pueda dictar, de forma uniforme. Agárrate que vienen curvas.

La ley que determina esto se llama “Ley inversa del cuadrado”, veamos qué dice, pero sin entrar en términos complicados.

Cada vez que duplicas la distancia del flash a lo que estés iluminando, la luz se desparrama en un área que es 4 veces mayor, (y no el doble como cabría esperar) y pierdes 3/4 de potencia (y no la mitad como cabría esperar).

Doble de distancia sujeto al flash = 1/4 de luz le llega (o perdemos 3/4)

Esto es importante, porque pequeñas variaciones de distancia conllevan importantes variaciones en superficie iluminada y potencia. Todo esto se traduce en que la caída de luz es dramática a medida que nos alejamos.

Diagrama-Flash

A efectos prácticos esto nos afecta de muchas maneras. Por ejemplo, si la persona que estamos fotografiando se mueve y se acerca al flash, y ya estaba bastante cerca, va a quedar tremendamente sobre expuesta, y viceversa si se aleja. Por eso es vital controlar la distancia del flash a lo que iluminamos, sobre todo si está cerca del flash.

Del mismo modo, podemos lograr que el fondo de una foto quede negro, o casi, separando a la persona de ese fondo, y al revés, podemos iluminar las dos cosas si están suficientemente juntas.

Por último permíteme que te repita esto:

Fuente de luz grande en relación a lo que ilumina = luz blanda
Fuente de luz pequeña en relación a lo que ilumina = luz dura
Grande = Blanda
Pequeña = Dura

Nos vemos en una semana con la 2ª parte, recordad que podéis dejar vuestras dudas y sugerencias en el apartado de comentarios, aquí abajo justo.

CONTINUAR 2ª PARTE

By |2018-06-04T20:11:06+01:00marzo 31st, 2014|Cómo se hizo, Trabajos destacados|Comentarios desactivados en “Luces pequeñas para grandes fotos, fotografía de personas con flashes de mano” 1ª Parte